viernes, 3 de julio de 2009

Barranquismo, Anelles.

El Barranco Gourg des Anelles, está situado en Francia en los pirineos orientales, muy cerca de la población de Ceret.

Es allí, donde nos dirigimos esta vez. Para llegar a nuestro destino, cogeremos la AP7, dirección Girona-Francia, una vez atravesada la Jonquera, deberemos a 12 kms coger la salida número 43, salida de Le Boulou. A partir de aquí, nos dirigiremos al pueblo de Ceret, por la D 618. Una vez en esta bonita población, la atravesaremos, y tras cruzar un puente, deberemos buscar la carretera D 13F, dirección Fon frede, les Illes. Puede costarnos un poco, pero está allí, y si buscamos un poco la encontraremos. Coger concretamente esa carretera, la D 13F. Si la seguimos tras cruzar el pueblo, a pocos quilómetros nos encontraremos una curva muy cerrada a la izquierda, con un cartel muy pequeñito, que pone Más solé (Está medio escondido entre la maleza) con un pequeño descampado de tierra. Aquí, es donde se deja el vehículo según la reseña, pues un camino nos conduce del final del barranco a este punto. Pero como podremos comprobar a continuación hay una alternativa de retorno, que ofrece una mejor solución, que la anteriormente comentada. Con esta idea, continuamos con el coche, hacia arriba. Unos tres quilómetros más arriba, tras pasar un puente, con barandillas metálicas, encontraremos un cruce en el cual la carretera de nuestra derecha nos conduce a Mas Arnau. Justo en la explanada anterior dejaremos el vehículo. El día se presenta estupendo y soleado, realmente caluroso, tras equiparnos nos disponemos a buscar el camino de acceso. El camino de acceso es el mismo que el de retorno, con un pequeño matiz. Situados donde hemos dejado volveremos caminando por la carretera por la que hemos subido, en la primera curva a unos 100 metros aproximadamente, encontraremos un camino marcado que desciende. Lo señalizamos con una fita.

Empezamos a descender, como ya digo, por un camino bien marcado y definido, una serie de eses hacen del descenso un agradable bajada y en un corto espacio de tiempo llegamos a una bifurcación. Nosotros cogeremos a la izquierda, el camino de la derecha es el de retorno que en este punto nos devuelve al camino de acceso. Como ya digo, nosotros escogemos a la izquierda y en pocos minutos llegamos a la cabecera del barranco. Curiosamente, arriba hacia un día radiante y soleado, y cuando llegamos abajo, el cielo está completamente tapado y amenaza tormenta. Nos encontramos con un grupo de cinco personas, un guía francés y cuatro clientes, al ver como está el cielo, y que empieza a chispear, decidimos darnos un poco de prisa en equiparnos. Una vez equipados, comenzamos el descenso dejando al grupo francés atrás, grupo al que nos encontramos en el primer rapel. Ya aquí, la tormenta era evidente, y empezó a llover bastante fuerte. La decisión de meternos era firme, pero nos preocupaba la zona de estrechos del barranco. El primer rapel de 15 metros, es muy bonito, encajonado y con forma de curva nos deja en una repisa a 12 metros del agua. Nos aseguramos en el pasamanos, y tenemos ante nosotros un estupendo salto de 12 metros que nos pondrá la adrenalina por las nubes, sin pensarlo mucho, y ya que estaba lloviendo, saltamos a la badina, que nos esperaba 12 metros más abajo, subidón total. Salto espectacular. Seguía lloviendo. En el pasamanos, preparado para saltar. Perspectiva inferior, tras el salto.

Con las prisas no lo grabamos, así que obtenido de http://www.youtube.es/, os pongo este enlace, para que os hagais una idea de lo que estoy hablando. (Fijaros en el tiempo que tarda en caer al agua, el barranquista que efectua el salto)

En esta página, podreis encontrar tambien, una foto donde otro barranquista, realiza el mismo salto:
http://guiadebarrancos.iespana.es/Pages/Les%20Anelles.htm El ritmo era bastante frenético, y el descenso, se estaba disfrutando bastante. El barranco formado en roca Gneiss, resbalaba muchísimo, pero el itinerario es realmente bonito. Tras salir de esta badina, nos encontramos una sucesión de resaltes en un tramo de estrechos. Un posible salto, algo técnico, que no realizamos por ir un poco lanzados. Luego nos encontramos una zona muy estrecha, que nos deja en una bonita badina, que saliendo y remontando a nuestra izquierda nos conducirá a un pasamanos y a un espectacular salto de 9 metros.

Gemma realizando el salto de 9m.

Más tarde llegaremos a un bonito salto final de 6 metros, por nuestra izquierda, y nos deja en una poza, que conduce a la última instalación, donde tras instalar realizamos un tobogan final, muy muy divertido.

Sergi, tras el salto de 6m y Gemma en el tobogán final.
En conclusión, a mi personalmente me encantó. Buena compañía, un barranco precioso, una roca tremendamente resbaladiza, corto, continuo, con posibilidad de saltos, algún que otro tobogan, y zona estrecha, precioso. Si que es cierto, que cuando empiezas a animarte, se acaba. De ahí que se obtenga la idea, de que combinarlo, es una buena opción.
Una vez, realizamos el tobogan, caminaremos unos metros y un poco más adelante, un camino en fuerte ascenso, señalizado con hitos, a nuestra derecha, nos conducirá al camino de acceso, que ahora es el de retorno, y de ahí al coche.
La info como siempre, la podreís obtener en http://www.barranquismo.net/, en la base de datos.
Al final del barranco, por nuestra derecha, se puede remontar un pequeño salto, que sirvió de despedida, Saludos, y hasta la próxima.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario